Monumentos y atracciones turísticas de Oporto

Descubre los monumentos más bonitos y más simbólicos de Oporto y las atracciones más interesantes que no te puedes perder.

Principales lugares que ver en Oporto

Catedral de la Sé de Oporto

Construida en la parte más alta de la ciudad, en el barrio de Batalha, la Catedral de la Sé es el monumento religioso más importante de Oporto. Descúbrela.

Iglesia y Torre de los Clérigos

La Iglesia de los Clérigos y su torre son uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Desde la torre se tienen las mejores vistas de Oporto.

Mercado do Bolhao

Manteniéndose en funcionamiento desde 1914, el Mercado do Bolhao es uno de los lugares donde mejor se puede apreciar la auténtica esencia de Oporto.

Estación de San Bento

Construida en el Siglo IX sobre el antiguo convento de San Bento del Ave María, la Estación de San Bento es uno de los mejores lugares que ver en Oporto.

Palacio de la Bolsa

El Palacio de la Bolsa es uno de los edificios históricos más bonitos de Oporto. Resulta interesante visitarlo realizando una de sus visitas guiadas.

Librería Lello e Irmao

Calificada como la librería más bonita de Europa, la Librería Lello e Irmao de Oporto es una parada esencial para cualquier viajero. No dejes de visitarla.

Iglesia de San Francisco

Junto con la Iglesia de los Clérigos y la Catedral, la Iglesia de San Francisco es uno de los monumentos religiosos más importantes de Oporto

Casa de la Música

La Casa da Música es una sala de conciertos que inició su construcción en 1999 para formar parte del proyecto Oporto 2001: Capital Europea de la Cultura.

Jardines del Palacio de Cristal

Los Jardines del Palacio de Cristal se encuentran en la parte alta de Oporto y ofrecen muy buenas vistas de la ciudad y del río Duero. Descúbrelos.

Iglesia de San Lorenzo dos Grilos

La Iglesia San Lorenzo dos Grilos tiene un aspecto diferente al resto de iglesias de Oporto. Alberga en su interior el Museo Arte Sacra y Arqueología.

Casa do Infante

Construida originariamente en el año 1325, la Casa do Infante adquirió este nombre al nacer en ella Enrique el Navegante. Descubre qué ver y cómo llegar.